Comer en París

Comer en París

Esta sección de la página está dedicada a todos los viajeros que amen experimentar y conocer cada aspecto de las ciudades que visitan. París es la ciudad perfecta para quien ame viajar y saborear o conocer nuevas costumbres alimentarias, de hecho, la cocina francesa es sin duda unas de las de más renombre y apreciadas en el mundo. Son numerosos, los platos típicos parisinas y muchas otras especialidades que os ilustraremos, encontraréis sin duda la que haga enloquecer de placer a vuestras papilas gustativas. Vinos, pan, quesos, patés, cruasanes, dulces típicos y muchos otros manjares os espera en vuestro viaje en el descubrimiento de la ciudad más romántica de Europa. 


Brasserie en París

Las costumbres alimentarias

Las costumbres alimentarias de los franceses, son bastante diferentes de las españolas. Un ejemplo entre muchos, son las numerosas salsas calientes y frías que se utilizan para condimentar las carnes, los huevos, la ensalada caliente e incluso cruda. Como primer impacto, para un español puede resultar extraño ver todos estos alimentos acompañados por salsa, pero considerad que las salsas calientes están hechas a base de bechamel y las frías, son variantes infinitas de la mayonesa, y todo parecerá menos bizarro. No esperéis tomar un plato de pasta, ya que en Francia es habitual tomarla como mucho como acompañamiento. Será divertido ver a la amada pasta también bajo otros trajes. En cualquier caso, en París o son los primeros platos los estrella, más bien desempeñan este papel los aperitivos: tablas de quesos, patés, salamis y embutidos varios. Un lugar realmente especial está ocupado por los quesos, que con sus más de 500 variedades de textura dura semidura y blanda, ocupan un lugar importante en los aperitivos, ¡pero también en los postres! por lo que llegados al tan esperado momento del dulce, al final de la comida, elegid entre los variados quesos o saboread queso al verdadero estilo parisino.

Las principales especialidades parisinas

No necesita presentación el pan parisino, producto en más variedades, pero la más famosa entre las que están la fragante baguette. Un secreto para comerla en el pleno respeto de la tradición es consumarla en unas 4 horas desde que se sale del horno y esto en París es siempre posible, porque los panaderos las preparan frescas durante todo el día; También famosos son sus quesos: Camembert, Roquefort, Bleu, Brie y mucho más; La omelette, una tortilla rellena de queso, jamón y muchas otras variantes que podréis probar en los bistrot. Las escargots, caracoles preparados con queso y perejil; La soupe à l'aignon, una sopa de cebolla verdaderamente exquisita que saborear como primer plato o aperitivo. La carne es apreciada en todas las variantes, pero si queréis probar algo verdaderamente tradicional y exquisito, probad el pato, la oca y el foie gras, es decir, el paté de oca, un verdadero manjar; Crȇpes dulces y salados de cualquier tipo y variedad; En cambio, entre los dulces, no os podéis olvidar mencionar los célebres macarons, dos dulces pequeños y coloridos merengues de almendra rellenas con deliciosas cremas; El cruasán de hojaldre y el pain au chocolate, se compran en las pastelerías todavía calientes y se consumen tanto como desayuno como en la merienda.



Reserva desde:
16€

Reserva desde:
9€

Reserva ahora desde:
10€

Reserva ahora desde:
16€

Compra ahora desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.

Home - Tourleader