Basilica Sagrado Corazón

Basilica Sagrado Corazón


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Basílica Sagrado Corazón

La Basílica del Sagrado Corazón, ubicada en la cima del barrio de Montmartre, es espléndida con sus increíbles cúpulas blancas y alargadas.

La Basílica del Sagrado Corazón, situada en la cima de la colina del barrio de Montmartre, refleja con su candor increíblemente blanco y con sus cúpulas alargadas, que parecen querer tocar el cielo. Se trata de una meta obligatoria en la visita de París, no solo por sus peculiaridades y belleza, pero también por la vista impresionante de la ciudad, que regala a sus visitantes. De hecho, desde las escaleras de la basílica, podréis observar en toda su belleza la ciudad, desde Notre Dame hasta la Torre Eiffel.

Cómo llegar

Las paradas del metro, más cercanas a la Basílica del Sagrado Corazón, son Anvers (línea 2) y Abbesses (línea 12). Eligiendo la parada Abbesses, os encontraréis a 1 minuto de distancia desde el célebre muro de los te amo y continuando por la calle llegaréis en menos de 10 minutos a la plaza del Sagrado Corazón. Si vuestra intención es la de visitar el interior de la iglesia, entonces podéis elegir dar un buen paseo y subir a pie hasta la colina o utilizar el funicular de Montmartre, con un billete normal de la RATP. A los pies de la basílica, si el tiempo lo permite, encontraréis también numerosos artistas callejeros, que entretienen a su público con espectáculos interesantes.

La historia de la Basílica del Sagrado Corazón

El proyecto de la basílica, nace en el 1877 por la voluntad de dos nobles parisinos, Legentil y Rohault de Fleury, que la dedicaron al culto del Sagrado Corazón. Su construcción, se realizó principalmente con la intención de expiar los pecados de un siglo sin religión, pero los fieles tuvieron que esperar unos 40 años para verla finalizada. Se distingue de todas las iglesias parisinas, tanto por la estructura interna que por la externa. La labor de construcción se encomendó al arquitecto Paul Abadie, el cual recibió el encargo de construir una basílica que fue principalmente un lugar de peregrinaje para sus fieles y no una iglesia común o parroquia. Si explican así la amplitud del parvis o de las escalinatas, que permiten las procesiones, las numerosas capillas y la iglesia subterránea, que permitía celebrar más misas contemporáneamente. Durante los largos años de obras, se sucedieron varios arquitectos, y el proyecto inicial de estilo románico-bizantino, se deformó dando vida a un híbrido inclasificable. Por este motivo, inicialmente, fue muy criticada y las frases sobre la fealdad del monumento son realmente numerosas. Esta historia nos recuerda un poco el asunto de la Torre Eiffel, también esta inicialmente no valorada, pero hoy en día resulta ser una parada imprescindible en la visita de París. Su increíble color blanco es dado por la realización con piedra calcárea de Château Landon, que tiene las propiedades de no contener el polvo y después de los días de lluvia parece ser todavía más cándida. La Basílica del Sagrado Corazón, a pesar de las críticas, es una imagen casi surrealista en un escenario de vida cotidiano que vale la pena visitar.

Horarios y costes

La entrada a la basílica es totalmente gratuito y es accesible todos los días, desde las 6:00 hasta las 22:30 horas. Si deseáis consultar los horarios de las misas o cualquier otra información, podéis hacerlo visitando la página web oficial de la basílica: pinchando aquí.

contentmap_plugin

Reserva desde:
16€

Reserva desde:
9€

Reserva ahora desde:
10€

Reserva ahora desde:
16€

Compra ahora desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.

Home - Tourleader