Palacio de Luxemburgo


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

PALACIO DE LUXEMBURGO

El Palacio de Luxemburgo es un importante ejemplo de arquitectura barroca francesa, considerado, junto con sus jardines, uno de los destinos más bellos de París.

El Palacio de Luxemburgo

El Palacio de Luxemburgo es un importante ejemplo de arquitectura barroca francesa, considerado, junto a sus jardines, una de las metas más bellas de París. Nace como sede real por voluntad de María de' Medici y a partir del 1958 hasta hoy se convierte en la majestuosa sede del Senado francés. El palacio no se puede visitar en su interior, pero se pueden visitar el museo y los Jardines de Luxemburgo, considerados entre las atracciones imprescindibles de París.

Cómo llegar y horarios

Para visitar el Palacio de Luxemburgo, situado en rue de Vaugirard, 15, la solución más cómoda es seguramente el metro línea 4 o 10 y bajar en la parada Odéon. El palacio no se puede ver en su interior, ya que es sede del Senado, pero se pueden visitar los jardines de manera gratuita y el museo de Luxemburgo es de pago. Para visualizar los horarios del jardín, consulta El Jardín de Luxemburgo.

La historia del Palacio

Exactamente, como años atrás hizo Caterina de' Medici para el palacio y los Jardines de les Tuilleries, así como también la reina María de' Medici decidió hacerse construir una residencia en la periferia de la ciudad, tras la muerte del rey Enrique IV. La construcción del edificio con planta en U, empezó en el 1615, con el arquitecto Salomón de Brosse. El recubrimiento almohadillado, fue expresamente solicitado por la reina, para que el palacio recordase al palacio Pitti de Florencia, donde trascurre su infancia. El pabellón izquierdo se cree que fue para el hijo Luis XIII. La biblioteca, acoge grandes obras como un cuadro que representa a Alejandro Magno durante la batalla de Gaugamela de Eugéne Delacroix. Pasados solo dos años desde el principio de la construcción del palacio, empezaron los trabajos de los jardines adyacentes, que se extendieron por alrededor de 23 hectáreas. En el 1958, se convirtió en sede del Senado francés y es aún hoy día, la sede del Senado y del presidente del Senado. 

Visita al Palacio

El Palacio de Luxemburgo se puede visualizar solo desde el exterior y es particularmente fascinante notar cómo su rostro cambia notablemente base al lado que se elija observar. De hecho, hacia  rue de Vaugirard, el palacio muestra su lado severo y serio, con sus guardias en la entrada. Sin embargo, observándolo desde los jardines muestra su lado armonioso, que parece casi una inmensa villa de compañía en perfecta unión con la naturaleza. Su reflejo en la fuente de en frente, lo vuelven elegante y sofisticado, un verdadero palacio real. Ciertamente un espectáculo para no perderse para todos los turistas de viaje a París y sobre todo, ¡un espectáculo totalmente gratuito! Muy interesante será también la visita de la adyacente pequeña Luxemburgo, una estructura al lado del palacio, que María de' Medici en el 1627 donó a Richelieu y hoy es sede del Presidente del Senado. Pensad que se ha estimado que para visitar el palacio y los jardines son necesarias almenos tres horas, así que organizad bien vuestro recorrido y no olvidar que en sus cercanías podéis también visitar: el observatorio, la Abadía de Port-Royal, Val de Grace y Sant Jacques du Haut Pas.


Reserva desde:
16€

Reserva desde:
9€

Reserva ahora desde:
10€

Reserva ahora desde:
16€

Compra ahora desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.

Home - Tourleader