Castillo Sforzesco

Castillo Sforzesco


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
 

CASTILLO SFORZESCO

El Castillo Sforzesco es uno de los monumentos más apreciados por los milaneses y no te lo puedes perder durante tu visita a Milán.

El Castillo Sforzesco: uno de los monumentos más famosos de Milán

Si tenéis la intención de visitar Milán, el Castillo Sforzesco hace parte de los monumentos absolutamente imperdibles. Ubicado en el centro histórico, no muy distante de Plaza del Duomo, es uno de los monumentos más queridos por los milaneses. Podéis visitar los museos en su interior o simplemente dar un paseo por sus jardines externos, de seguro quedareis fascinados por su encanto y por la atmósfera medieval que lo rodea. Os invito a leer nuestro articulo y así obtener toda la información necesaria para planear vuestra visita al Castillo Sforzesco.

Historia del Castillo

Construido por la familia Visconti en el siglo XIII con propósitos de defensa, el Castillo Sforzesco fue restaurado y modernizado docientos años más tarde por voluntad de otra gran familia milanes, los Sforza, los cuales la transformaron en vivienda permanente.
Con la subida al poder de Ludovico Sforza, otro personaje fundamental en la historia de Milán, el castillo se convirtió en una de las cortes más lujosas de Europa en la cual trabajaron varios artistas como Leonardo Da Vinci y Bramante. Fácil objetivo durante las guerras del resurgimiento, la estructura pasó bajo el mando español y Asburgo y fue varias veces destruida y reconstruida, hasta llegar a su estado actual justo después e la segunda guerra mundial.

El interior del Castillo

En el interior del castillo se encuentran abiertos unos veinte espacios de exposición, a continuación os aconsejamos algunos particularmente interesantes:

  • Museo de los instrumentos musicales: nació en los años '60, reúne en su interior más de 700 ejemplares de instrumentos musicales sobretodo europeos y una colección de laúdes tradicionales milaneses;
  • Biblioteca del Arte: fue construida a finales del Ochocientos a título consultivo sobre la historia del arte y las artes aplicadas, alberga en su interior más de cien mil volúmenes sobre el tema;
  • Museo Arqueológico - sección egipcia: dividido en siete secciones, el museo pone particular atención a las costumbres funerarias del antiguo Egipto;
  • Museo Arqueológico - sección prehistoria: con el apoyo de varios instrumentos de multimedia, esta sección profundiza la evolución del territorio de la prehistoria hasta la llegada del imperio romano;
  • Pinacoteca: Nacida también gracias a las donaciones de ilustres ciudadanos, en su interior la Pinacoteca reúne obras de Mantegna, Canaletto, Tiepolo y Antonello de Messina;
  • Museo de muebles y esculturas de madera: en esta sala es posible recorrer la historia de los muebles subdividida en áreas temáticas;
  • Museo de arte antigua: reúne en su interior sobretodo esculturas y monumentos de celebración que provienen de edificios medievales milaneses.

Tampoco se puede perder las salas internas del castillo con pinturas autenticas de Leonardo Da Vinci o la escultura de Miguelangel "Piedad Rondanini", última obra nunca terminada del autor.

Exterior del Castillo

El símbolo del Castillo, particularmente apreciado por los ciudadanos de Milán y fácilmente reconocible, es la torre Filarete, la cual debe su nombre al sobrenombre del arquitecto que la proyecto. Alrededor de la torre se encuentra una majestuosa cadena de paredes a planta cuadrada, la cual tenía un propósito defensivo y de fortificación, delimitada en los cuatro ángulos por cuatro torres más pequeñas.
El cuadrilátero del castillo comprende tres cortes diferentes, se pueden visitar dando un buen paseo y están conectadas entre ellas por fosos y puentes. Os aconsejamos considerar aproximadamente algunas horas para la visita completa sea en la parte interna que externa de la estructura, y así os dejéis sumergir en su atmósfera y visitéis con calma los patios históricos que completan la composición del castillo. Durante los fines de semana es también posible visitar los subterráneos, pero solamente con visitas guiadas y para personas mayores de los 10 años de edad.

Piazza Castello y Parque Sempione

Visitar el Castillo Sforzesco significa de igual manera admirar la Piazza Castello: ubicada exactamente en frente de la torre Filarete, al final de la central vía Dante, en la mitad se encuentra una característica fuente, llamada por los milaneses "torta de esposa" justo gracias a su forma característica similar a una torta de matrimonio. Sentaos en su borde, tendréis la posibilidad de tomar una foto sugerente con el castillo de fondo o descansar después de haber terminado la visita al interior del mismo.
Otro lugar donde podéis tomar un poco de aire en los días de verano después de vuestra visita o simplemente pasar algo de tiempo para relajarse, es el Parque Sempione. Es considerado el pulmón verde del centro de la ciudad y rodea completamente el castillo. En su interior podéis encontrar otros monumentos como el Palacio de la trienal, el Acuario Cívico, La Arena Cívica y el Arco de la Paz; es también sede de varias manifestaciones especialmente deportivas y de los tradicionales mercados navideños de los Obej-Obej. Para obtener más información sobre esta atracción os aconsejamos visitar nuestra página Parque Sempione.

Curiosidades sobre el Castillo

Os dejamos una lista de curiosidades sobre el Castillo:

  • En el siglo XVI un rayo fue probablemente la causa de la explosión de una entera área del castillo y de la Torre, mientras que otras leyendas cuentan que fueron destruidas por culpa de un error accidental por parte de un soldado el cual estaba luchando con pólvora
  • Durante el siglo XIX se pensó incluso en demoler el Castillo, pero el arquitecto Beltrami apoyado por los ciudadanos fue capaz de salvarlo y de hacer aprobar un proyecto de renovación;
  • La fuente externa que se encuentra en Piazza Castello ha sido reconstruida en los años noventa en relación con un diseño de una fuente anterior, destruida para construir las líneas del metro;
  • Especialmente de noche, si el clima lo permite, se puede ver desde el castillo la Madonnina del Duomo brillando.

Información útil para visitar el castillo

Se puede llegar al Castillo Sforzesco por medio del metro línea M1 parada Cairoli o Cardona, y línea M2 parada Cardona o Lanza. Cerca al castillo se encuentran algunas paradas de autobús y tranvía (líneas 1, 2, 4, 12, 14, 27, 50, 57, 58, 61, 94), en cambio no os aconsejamos llegar al castillo con vuestro coche debido a que se encuentra dentro de una zona de tráfico limitado y con dificultades de aparcamiento.
Los horarios de apertura del castillo son desde las 7 hasta las 19.30 de lunes a domingo, mientras que los museos a su interior se encuentran cerrados los lunes y tienen horario reducido (de 9 a 17.30 con última entrada a las 17.00).
Se encuentran disponibles para los museos en su interior varios tipos de boletos (completo, reducido y primer domingo del mes), los cuales tienen validez diaria y permiten la entrada a todos los museos y a las exposiciones programadas. La entrada al exterior del castillo es libre, pero el ingreso a los museos es libre solamente el primer y tercer martes del mes desde las 14.00. Al interior de los museos se encuentran áreas dedicadas a visitar el Castillo con niños, con recorridos temáticos y laboratorios didácticos.


Reserva ahora desde:
15€

Reserva desde:
10€

Ahorre reservando desde:
29€

Compra desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.