Teatro La Scala

Teatro La Scala


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

TEATRO LA SCALA

El teatro La Scala se encuentra en pleno centro de Milán, y sea que os llame la atención admirar la parte exterior o si preferís asistir a uno de los espectáculos en programación, no puede absolutamente faltar en la lista de atracciones por visitar en Milán

Historia del Teatro

El siglo XVIII fue el comienzo de la tradición lírica en Milán: se construyeron varios teatros dedicados a espectáculos de ópera, pero fue solo después del incendio que destruyó el Teatro Regio Ducal que se pensó en un nuevo proyecto impresionante. La construcción del Teatro La Scala fue financiada por Maria Teresa de Austria y por las familias milanesas más importantes, el lugar elegido fue el de la iglesia Santa Maria a la Scala, de la cual el teatro adoptó el nombre más tarde. La inauguración tuvo lugar en el 1778 y fue muy diferente a como lo conocemos hoy en día: en la audiencia se podía bailar, en el escenario cenar y en algunas zonas eran permitidos juegos de apuestas.

En este teatro se presentaron algunos de los compositores más famosos en el mundo: Giuseppe Verdi, Vincenzo Bellini, Nicolò Pagani e Giochino Rossini.

Con la unión de Italia y el Resurgimiento el teatro vivió una nueva etapa: se pusieron nuevos asientos en la audiencia y se quitaron los lugares de pie. Durante el fascismo y la segunda guerra mundial toda la estructura fue gravemente estropeada por los bombardeos pero fue sucesivamente reconstruida con mejoras y nuevas tecnologías, como mecanismos hidráulicos para efectos especiales.

Arquitectura del Teatro

La fachada del teatro se reconoce fácilmente: elegante, clásica, bien mantenida. Es sin duda uno de los edificios milaneses más románticos capaz de asombrar cada visitante. En la parte externa se encuentra un pequeño túnel el cual permitía a los espectadores llegar a la entrada del teatro directamente en carruaje, al cubierto.

El interior del Teatro La Scala fue construido en relación con los cánones de muchos teatros de finales del '700, con una estructura de Herradura y diferentes órdenes de escenarios y vestidores. Durante la construcción se prestó especial atención a la acústica: las dimensiones de la sala de hecho permiten sentir perfectamente el sonido en cualquier angulo sin retumbar. La elegancia del teatro se debe a los magníficos escenarios en terciopelo rojo bordados en oro y de la riqueza de las lamparas de cristal.

Fuera de la sala principal se pueden encontrar también otros espacios tales como el restaurante, los negocios, vestidores y alojamiento para los artistas, laboratorios con precios reducidos.

Qué ver en La Scala

Asistir a uno de los espectáculos de música lírica o de ballet en programación durante todo el año es sin duda una de las experiencias más atractivas que la ciudad de Milán puede ofrecer.

A esta actividad única en su género se puede acompañar la visita al Museo del Teatro La Scala, donde se guardan los trajes de escenario, folletos de los espectáculos y objetos relacionados con la historia de la ópera italiana. Se organizan usualmente también muestras dedicadas a los artistas que han hecho un gran impacto en la historia de este escenario. En el interior también se encuentra la Biblioteca Simoni, que contiene volúmenes dedicados a la historia y la crítica del teatro.

A través de un itinerario temático también es posible visitar los laboratorios donde se construyen los conjuntos para los espectáculos y el almacén de vestuario. ¡También se organizan eventos para niños y familias, para experimentar completamente el "tras bambalinas" de uno de los teatros más famosos del mundo!

Información útil

El Teatro La Scala se encuentra en la plaza que lleva el mismo nombre, en pleno centro histórico, y se puede llegar de manera fácil con los medios de transporte publico. La parada del metro más cercana es la de Duomo (Metro 1 o Metro 3) o Montenapoleone (Metro 3), en autobús con la línea 61 - parada vía Verdi o en tranvía línea 1 o línea 2 - parada vía Manzoni. Debido a su posición tan central no se aconseja llegar al teatro con el propio vehículo: los aparcamientos son limitados, incluso aquellos subterráneos, y el área es tráfico limitado.

Las visitas al teatro son de lunes a domingo, especialmente en los espacios de la tarde, pero pueden ser sujetos a cambios en relación con las pruebas de los espectáculos en curso.

Para asistir a uno de los espectáculos en el teatro es absolutamente necesario llevar ropa apropiada: están prohibidos lo jeans, zapatos de gimnasia y vestidos casuales, y se aconsejan traje y corbata para los hombres y vestido para las mujeres. Para asistir a la Prima della Scala, en programación como tradición cada 7 de diciembre, para los hombres es obligatorio el frac y para las mujeres un vestido largo de noche.

Existen varios tipos de entradas para el teatro, debéis consultar nuestra sección de entradas Teatro la Scala para obtener toda la información, reservar en línea y omitir colas innecesarias en la taquilla.


Reserva ahora desde:
15€

Reserva desde:
10€

Ahorre reservando desde:
29€

Compra desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.