Basílica de San Ambrogio

Basílica de San Ambrogio


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

BASÍLICA DE SAN AMBROGIO

La Basílica de Sant'Ambrogio es una sugerente basílica con arcos y fachadas característicos construidos casi en su totalidad con ladrillos de diferentes colores y yeso blanco.

Si os apasiona la historia cristiana, medieval y la arquitectura, visitar la Basílica de San Ambrogio es algo que no puede absolutamente faltar en vuestro viaje. Una verdadera joya de la historia ambrosiana, se encuentra ubicada en la plaza que lleva el mismo nombre y llama la atención por su estile inconfundible, sofisticado y elegante. ¡Es considerada la segunda iglesia de Milán por importancia después del Duomo, y justo por este motivo no os podéis absolutamente perder la oportunidad de admirarla! Os invitamos a leer en este articulo toda la información respecto a su historia, su arquitectura y consejos útiles que os servirán durante vuestra visita

Historia de la basílica

La historia de la Basílica tiene orígenes muy antiguas: su primera construcción se remonta de hecho a finales de 300 d.c. por solicitud propia del Arzobispo Ambrogio, del cual toma el nombre, sobre aquel que una vez fue el cementerio de los mártires cristianos de persecuciones romanas. La estructura durante el trascurso de los siglos y por voluntad de varios obispos milaneses ha sufrido varias restauraciones, siguiendo también la sucesión de diferentes estilos arquitectónicos.
Con el dominio napoleónico al lugar de la iglesia fue instituido un hospital militar, pero con la llegada de los austriacos años más tarde la iglesia volvió a su función originaria.
Además, este edificio desafortunadamente no estuvo libre de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial: de hecho fue parcialmente destruido y luego reconstruido en la década de 1950, volviendo a ser tan lujoso como en sus orígenes.

Arquitectura de la basílica

Lo más llamativo de la arquitectura de la Basílica es el material con el que fue construido: de hecho, el edificio está compuesto casi en su totalidad por ladrillos de diferentes colores y yeso blanco.
El estilo principal es el que se refiere al románico lombardo: tres naves con planta longitudinal, con un porche delantero. La fachada tiene la típica forma de cabaña con cinco series de arcos, y completa los dos campanarios con la estructura defensiva clásica de la época medieval.
El interior es muy simple, también decorado con ladrillos rojos y paredes con frescos blancos. En una pequeña capilla se representan los retratos de Sant'Ambrogio y San Vittore, obispos de fundamental importancia en la historia de Milán.

Curiosidades

Para vosotros alguna curiosidad sobre la Basílica de Sant'ambrogio:

  • Fue precisamente aquí donde en 1258 terminó la lucha entre los nobles milaneses y la gente; Por esta razón, este acuerdo se llama "Pace di Sant’Ambrogio";
  • En la época medieval, los emperadores fueron coronados aquí como "Rey de Italia";
  • El mosaico del ábside ha sido reconstruido con los restos encontrados después de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial;
  • En la década de 2000, durante la construcción de un estacionamiento cercano, se encontraron las tumbas de los mártires cristianos sobre los que se construyó la iglesia;
  • La campana del Campanario de los monjes solo suena todos los viernes a las 3 p.m.;
  • Afuera está la "Colonna del Diavolo", que se dice que fue testigo de la lucha entre Sant'Ambrogio y el Demonio.

Información útil

La iglesia se encuentra en la plaza que lleva el mismo nombre y se puede llegar a ella fácilmente con los medios de transporte públicos debido a que se encuentra a pocos pasos de la parada metro Línea 2 - Sant'Ambrogio; en las cercanías se encuentran también las paradas de autobús líneas 50, 58 y 94. Dada su posición tan central, no se aconseja llegar en vuestro propio vehículo, pues el área es de tráfico limitado y con disponibilidad limitada de estacionamiento pagado.
La entrada es gratuita y los horarios de visita aconsejados son de lunes a sábado desde las 10:00 hasta las 12:00 y desde las 14:30 hasta las 18:00, mientras que los domingos desde las 15:00 hasta las 17:00; los horarios de visita podrían cambiar según las funciones litúrgicas programadas, por lo tanto aconsejamos que os informéis antes de llegar al lugar. La visita a la basílica es apta para personas en sillas de rueda.
Cerca también podéis encontrar la Basílica de Santa Maria de las Gracias: ¡Os invitamos a leer nuestro articulo para obtener mayor información sobre la visita a la iglesia y a la Última Cena de Leonardo da Vinci!


Reserva ahora desde:
15€

Reserva desde:
10€

Ahorre reservando desde:
29€

Compra desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.