El Duomo de Milán

El Duomo de Milán


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

EL DUOMO DE MILÁN

El Duomo de Milán es sin duda la atracción clave de la ciudad: destino para turistas de todo el mundo.

Visitar el Duomo de Milán

El Duomo de Milán es seguramente la atracción clave de la ciudad. Ubicado al centro de la plaza que lleva el mismo nombre, cada año es el principal destino turístico de miles de personas que admiran la maravillosa fachada en mármol blanco y las altas agujas puestas en lo alto. Descubre a continuación la historia y las curiosidades que la reguardan, también podéis encontrar información útil para visitar la catedral.

La historia del Duomo

El inicio de las obras de construcción del Duomo resalen al año 1386 cuando, después de la caída del campanil de la iglesia de Santa María Mayor, El arzobispo, apoyado por la familia Visconti, decidió reconstruir en su lugar una catedral más grande. El proceso de construcción fue largo y ambicioso, llevo 500 años: la fachada se termino de hecho solo en el 1892, con la colocación de la última estatua. Durante todo este periodo arquitectos, escultores, ingenieros y artistas provenientes de toda Europa contribuyeron a crear aquella que es llamada la fabrica del Duomo, una obra maestra de arte gótica, la cual sigue aún en continuo trabajo de manutención y restauración.  

El interior del Duomo

El estilo prevalente con el cual fue construida la catedral es el gótico, el cual seguramente sufrió la influencia de más estilos a través de los 500 años de su construcción, sobretodo elementos clásicos.

El Duomo tiene un plano a cruz latina, con un pasillo central y cuatro laterales, la grandeza de la estructura se da gracias a los grandes pilares que la sostienen. Lo que sin duda resalta al interior del Duomo son las hermosas ventanas de cristal, sobretodo aquellas detrás del ábside, dado que en los días soleados recrean magníficos juegos de colores sobre las superficies del mármol y son visibles aun por fuera de la iglesia.

En el interior de la catedral no se pierda el reloj de sol, que recorre la iglesia representando los signos del zodiaco y las fechas de entrada del sol.

Se puede también visitar el tesoro del Duomo el cual se encuentra debajo del altar mayor, este conserva objetos de interés litúrgicos, estatuas y el oro pastoral que se remonta al siglo IV.

El exterior del Duomo

Construida con un particular mármol blanco el cual proviene del Lago Mayor, la fachada del Duomo no para de dejar con la boca abierta a todos los que la visitan. Lo que más resalta a los ojos de los turistas son las cientos de agujas que se realzan hacia el cielo, la más alta de todas alberga el símbolo de la ciudad, la famosa estatua dorada de la Madonnina.

La decoración de la fachada es completamente hecha de pináculos, marcos, decoraciones y más de dos mil estatuas, algunas realmente curiosas e impresionantes.

Es posible llegar a la cima y visitar la terraza del Duomo de Milán, para disfrutar de un panorama espectacular de la ciudad, cambiar el punto de observación y conocer el Duomo desde otra perspectiva.

Plaza del Duomo

Plaza del Duomo es sin duda el centro vital de la ciudad. Nació en los tiempos de la construcción de la catedral como espacio para las actividades mercantiles, permaneció durante los años como el lugar de encuentro de la vida milanes y sede de importantes manifestaciones. Rodeada de la fachada del Duomo, de la imponente galería Vittorio Emanuel y de varios edificios históricos, algunos de ellos con importancia artística, como el museo del Novecientos y el Palacio Real, la plaza sigue siendo una obra maestra de arquitectura magistral. En el mismo centro de la plaza se puede admirar la famosa estatua de Vittorio Emanuel II, la cual representa al rey que combate durante la segunda guerra de independencia.

Desde hace algunos años en el lado sur de la plaza se han colocado elementos que la hacen particularmente exótica: las famosas palmeras del Duomo de Milán son el centro de miradas para aquellos que visitan la ciudad por primera vez, y su instalación desencadenó numerosas controversias entre los ciudadanos. 

Plaza del Duomo, a parte de ser un lugar turístico, también es un lugar para importantes reuniones milanesas: es desde aquí que comienza la famosa y ardua competición Stramilano, así también como es sede del concierto anual de Radio Italia, el cual hace bailar y cantar a miles de personas cada verano. En cambio, durante el periodo de invierno, en medio de toda la plaza se realiza uno de los más importantes mercados navideños de la ciudad. 

No podemos olvidar también lo que para los ciudadanos de Milán es ya una moda: el aperitivo en plaza del Duomo, especialmente en la terraza Campari, desde la cual se puede participar a una de las más importantes tradiciones culinarias de Milán, ¡La Happy hour!

Curiosidades sobre el Duomo

Os dejamos aquí una serie de curiosidades sobre el Duomo:

  • La famosa Madonnina, de más de 4 metros de altura, no está realmente dorada, sino cubierta de hojas de oro;
  • Durante la segunda guerra mundial la Madonnina fue cubierta de andrajos para evitar así que fuera punto de referencia en los bombardeos;
  • En el interior de la catedral se encuentra un clavo el cual se cree provenga de la cruz de Jesús;
  • Además de ser una de las catedrales cristianas más grandes del mundo, es también una de las primeras donde las ventanas son visibles desde el exterior;
  • Los bloques de mármol que fueron usados para su construcción eran marcados con una particular sigla para evitar pagar impuestos. 

Información útil para visitar el Duomo

Se puede llegar al Duomo de Milán por medio del metro Línea M1 o línea M3 en la parada Duomo, o con el Tranvía (pasan varias líneas como por ejemplo 2, 3, 14, 15, 24). Los horarios de visita del Duomo son entre las 08.00 hasta las 19.00, con intervalos de tiempo para algunas zonas, como la Cripta o las terrazas. A lo largo del día es posible asistir a las celebraciones eucarísticas: el horario de las misas en el Duomo son variables para los días festivos, domingos o vacaciones cristianas. Los horarios se pueden consultar por internet en la página oficial del Duomo.

Existen varios tipos de entradas para visitar el Duomo y sus tesoros a la página: Entradas Duomo o a la página de entradas de las terrazas. Mientras los fieles pueden acceder a la catedral de forma gratuita desde un acceso restringido.

Consulta nuestra sección de Entradas Al Duomo de Milán y obtén toda la información sobre los diferentes tours y nuestros competitivos precios, de esta manera puedes también reservar online y evitar así largas colas en la entrada


Reserva ahora desde:
15€

Reserva desde:
10€

Ahorre reservando desde:
29€

Compra desde:
16€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.