Roma en dos días

Visitar Roma en dos días


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Visitar Roma en dos días

¡Planifica tu itinerario de Roma con los mejores consejos de quienes lo viven todos los días!

Que ver en Roma durante un fin de semana

Si tienes a disposición solo dos días para ver Roma no te debes desesperar, con ingenio y organización puedes visitar lo mejor de la ciudad eterna sin estrés. Con tan poco tiempo a disposición es necesario elegir un hotel en el centro histórico o en Prati de manera de poder llegar caminando a las principales atracciones turísticas sin tener que perder tiempo en los traslados. Por lo tanto te debes llevar buenos zapatos, un sobrero y una botella de agua para salir a descubrir la ciudad.

Desde Piazza del Popolo hasta la Plaza de España

La mejor manera de empezar el día es hacer un buen desayuno con croissant y capuchino. Si estás en el área de Prati, no puedes perderte el desayuno en el Antico Caffè Ruschena en Lungotevere dei Mellini o disfrutar de un delicioso desayuno francés en Carré Francais en vía Vittoria Colonna. Aquí podrás probar los mejores croissants de Roma en un ambiente elegante pero con precios razonables. Cruzando el puente a la izquierda se levanta el Ara Pacis, el famoso altar de la época de Augusto e inmediatamente detrás del Mausoleo de Augusto, que lamentablemente aún está cerrado por restauración. Continuando por vía di Ripetta se llega a la Piazza del Popolo enmarcada entre dos iglesias con el famoso obelisco que domina el centro. No te puedes perder una breve visita a las obras maestras de Caravaggio en Santa María del Popolo. Dejando Piazza del Popolo y continuando por vía del Babuino, haciendo un pequeño desvío puedes llegar a Vía Margutta, la calle de los estudios de artistas, de las galerías de arte y de los negocios de diseño. Después de haberte perdido en el encanto de vía Margutta llegarás a una de las plazas más famosas de Roma, Plaza de España. Enmarcada por la magnífica escalera de Trinità dei Monti, la Plaza de España es el corazón de Roma, una plaza llena de vida y espléndidas boutiques. La famosa fuente de Bernini, la Barcaccia, completa el esplendor de esta plaza única en el mundo.

Fuente de Trevi, Panteón y Plaza Navona

Con solo 10 minutos de paseo desde Plaza de España se llega a la maravillosa Fuente de Trevi, una obra maestra de la escultura que encanta millones de visitantes cada año. Una vez que llegues a la plaza recuerda tirar una moneda dentro de la fuente para pedir el deseo de regresar a Roma. Con un paseo de menos de 15 minutos, pasando por Piazza di Pietra donde podrás ver los restos del antiguo templo de Adriano se llega a Plaza Navona. Esta maravillosa plaza decorada por las hermosas fuentes de Bernini es una de las plazas más amadas por los visitantes de la ciudad eterna debido a su esplendor. Entre Plaza Navona y el Panteón es obligatorio parar para un único e inigualable café en Sant'Eustachio en la plaza que lleva el mismo nombre. La receta secreta de este café es conocida solo por los propietarios y es un deber probarlo para los que visiten Roma. Antes de llegar al Panteón puedes parar también para ver las obras de Caravaggio en la hermosa Basílica de Sant'Agostino en Campo Marzio. El Panteón era un templo pagano ahora convertido en iglesia. Su inmensa estructura se para sobre la plaza hace más de 2000 años, un verdadero y propio milagro de la ingeniería romana. Regresando dentro de Plaza Navona para un rápido almuerzo sobre la terraza del restaurante usado para la película “Eat, Pray, Love”, se pueden probar excelentes platos de la buena cocina italiana y en un lugar realmente sugerente.

El Coliseo y el parque arqueológico

Después de un delicioso almuerzo llegas al parque arqueológico del Coliseo. El anfiteatro Flavio es el símbolo de la ciudad eterna. Era una arena donde competían los gladiadores, se libraban batallas navales y se llevaban a cabo ejecuciones sangrientas. Con una entrada integral se puede visitar El Coliseo, el Monte Palatino y el Foro Romano. Aconsejamos comprar con antelación la entrada desde la página y evitar así largas colas en la taquilla. Para vivir una experiencia más completa se puede reservar visitas guiadas con guías turísticos especializados que te ayudarán a entender mejor las maravillas arqueológicas de esta área.

Una cena típica en Trastevere

Puedes terminar la primera jornada romana con una cena típica en Trastevere. Entre los varios restaurantes que hay en este vivaz barrio “il Miraggio” en vía della Lungara es uno de los mejores con precios honestos. Las especialidades del Miraggio van desde la cocina romana, hasta la pizza y los deliciosos zuecos de Nutella. Si prefieres una deliciosa pizza, “Dar Poeta” hace una de las mejores de toda Roma, el ambiente es muy formal y los precios muy razonables. Trastevere es un barrio animado y multicultural donde puedes respirar la autentica atmósfera de Roma.

El Vaticano y los Museos Vaticanos

Después de un rico desayuno recoge todas las energías para ir a descubrir la Roma Cristiana. El segundo día en Roma será dedicado a visitar los Museos Vaticanos, la Basílica de San Pedro y el Castel Sant'Angelo. Será un día bastante ocupado pero valdrá la pena. Los Museos Vaticanos son muy grandes y en su interior se puede elegir varios itinerarios que terminan todos en la Capilla Sixtina. Es necesario reservar con mucha antelación las entradas para los Museos Vaticanos y así evitar una fila de horas. Después de la visita al museo, puedes parar a almorzar en uno de los restaurantes típicos del barrio Borgo, alrededor del Vaticano. Después del almuerzo, caminando por 10 minutos se puede llegar a la Plaza de San Pedro con la maravillosa Basílica. Una vez terminada la visita al Vaticano, caminando por el lungotevere se llega al majestuoso Castel Sant'Angelo con sus jardines. Al terminar la jornada te podrás relajar con un pasa bocas en la Plaza Campo de' Fiori y así finalizar estos dos maravillosos días en la ciudad eterna.

Consejos prácticos

Para visitar Roma en solo dos días la organización y la planificación son fundamentales. Por lo tanto es muy importante reservar las entradas a las principales áreas arqueológicas y museos para así evitar perder tiempo en las colas. Reservar un hotel en el centro es igualmente importante para evitar perder tiempo durante los traslados. Con un poco de organización se puede pasar un fin de semana único en la ciudad eterna sin estrés y sin renunciar a algo.

 


Reserva ahora desde:
6€

Reserva desde:
10€

Ahorre reservando desde:
55€

Compra ahora desde:
6€

Tourleder.net
Copyright © 2013-2020 - Todos los derechos reservados.